Número 17 | Noviembre 2017


 

Entrevista a Luis Darío Salamone.

Zacatecas, Zac. México, octubre de 2017.

La visita de Luis Darío Salamone a nuestro país con motivo de las 4 jornadas psicoanalíticas en Zacatecas, nos ha dado la oportunidad de entrevistarlo para conversar brevemente sobre el tema que abordaremos en las próximas jornadas de la NEL Ciudad de México: ¿Qué quieren los hombres? Un asunto de todxs. Luis Darío Salamone fue AE -analista de la Escuela- en funciones en el periodo 2008-2010, es miembro de la Escuela de Orientación Lacaniana en Buenos Aires, Argentina, y de la AMP. Co-director del Departamento de Toxicomanías y Alcoholismo del Instituto Clínico de Buenos Aires, entre otras funciones dentro y fuera del Campo Freudiano.

Es autor de diversos libros, como: El amor es vacío, El silencio de las drogas, y otros más, sus últimos títulos publicados,  son: La aventura de un análisis, Una mujer y un hombre después del análisis -en colaboración con la psicoanalista Leda Guimaraes- y Nora & James Joyce. Amores que son síntomas -junto con la psicoanalista Blanca Sanchez-.

Para nosotros es un gusto tener a Luis Darío en nuestro país, por el que siempre ha demostrado tener un gran cariño y respeto, y escuchar sus reflexiones sobre un tema tan interesante como el de los hombres y su deseo.

¡Los dejamos entonces con la entrevista, esperando la disfruten!.

 

VIRILITY

Gabriel Roel

Que eso no anda conviene a aquella diferencia sustancial suplementaria que Jacques Lacan modula en torno a la vida entre los sexos. Allí donde el post-freudismo desactivara la segunda tópica freudiana bajo el tapete del yo, allí la sexuación no cede al imperativo gozante que mueve al ser que habla. Una cuestión de partenaire donde síntoma y semblante conciernen su partida en relación a lo incurable respecto de su causación. Donde una mujer heterosexual marcha tras el goce de ser amada, para los hombres lo bifronte del amor-goce los orilla e interpela respecto de la infidelidad en aquella hora de la verdad que se juega en cómo arreglarselas con una mujer. En cómo situarlas en la orientación de su deseo. Pánico controlado a duras penas, dice Andrés Neuman del barbarismo ese que la virilidad con la misma convicción que Edmund, el narrador que Cynthia Ozick pone en boca de Elia Gatoff. Una mundana majestuosidad a la hora de los impasses del reparto sexual que arguye si Shakespeare era Bacon ¿qué importaba? Si Edmund Gate era en realidad la tía Rivka de Liverpool ¿qué importaba? Si nada puede traicionar un buen poema, no tiene sentido traicionar a un mal poeta.* Formas de un imposible aparearse impreso en esa soportable levedad del fetichismo que el pare-cer anuda de goce con verdad mentirosa. En tiempos de declinación prêt-á-porter en la narices. Tiempos éxtimos del arte de narrar ante lo inefable, donde junto al amor la senilidad ha sido eliminada de nuestra sociedad moderna.

* Cyntia Ozick Virility en The Pagan Rabbi and Others Stories, 1971.

 

Nueva Escuela Lacaniana Ciudad de México | (55) 7028 4439
Síguenos
Síguenos en Facebook     Síguenos en Twitter www.nel-mexico.org