GLIFOS
REVISTA DE LA ORIENTACIÓN LACANIANA DE LA CIUDAD DE MEXICO | Nro. 8 - Diciembre 2017
 

V Conversación Política: El pase no es sin el Otro
Invitados: Guy Briole, María Cristina Giraldo, Marta Serra

Ciudad de México, 19 de noviembre 2017

Introducción a la 5ª Conversación Política: El pase, no sin el Otro
Marcela Almanza – Vice Presidenta Comité Ejecutivo de la NEL

Estamos reunidos nuevamente hoy, enlazados con toda la NEL, en torno al Pase.

Un tema fundamental que nos ocupa de manera decidida en nuestra comunidad de Escuela.

Esta es la quinta conversación política que lleva por título "El pase, no sin el Otro", y hoy nos acompañan María Cristina Giraldo, Marta Serra Frediani y Guy Briole para seguir transitando este camino de trabajo y de renovadas enseñanzas.

El título que hoy escogimos fue elaborado y pensado cuidadosamente al interior del Seminario de Textos Políticos, tomando en cuenta las propuestas planteadas en las cuatro conversaciones anteriores, así como haciendo lugar a aquellas problemáticas que se desprenden de pensar el estatuto del Pase y del Otro en el marco de una política de Escuela. Para no redundar en lo que ya se ha comentado hace unos minutos, y retomando una expresión que traía Guy Briole hace unos días en una de las actividades que compartimos, planteo de entrada ¿Cómo concebir la Escuela como caja de resonancias?

Considero que la propuesta de pensar "El pase, no sin el Otro" pone en marcha una pregunta fundamental que atañe al principio, decurso y final de un análisis, para todos aquellos analistas practicantes que hoy por hoy hacemos parte de la NEL.

Creo que se trata de una buena provocación que nos causa al trabajo para empezar a abordar varios de los aspectos fecundos que se desprenden, cada vez, de escuchar los testimonios de los AE en un contexto de Escuela y así localizar lo que funciona para cada quién como un efecto de enseñanza.

Se trata de ubicar entonces cómo de cada una de estas experiencias se producen nuevas resonancias en nuestros propios análisis, en las curas que dirigimos y en nuestro lazo a la Escuela. Cómo se transmite y se verifica, en acto, el hecho de tener el pase en el horizonte, cómo se vivifica la formulación siempre presente de que No hay pase sin Escuela y no hay Escuela sin pase, cómo toca esa formulación cada uno de esos análisis y de qué manera alojamos, a nivel de nuestra comunidad de Escuela, esos efectos –si los hay– y de qué forma los potenciamos.

En esa vía, recojo para esta ocasión, un párrafo de un texto de Lacan de 1973 "La experiencia del pase" (que hace parte de la bibliografía que hemos recomendado para el trabajo desde el Seminario de Textos Políticos). Allí Lacan decía "La experiencia del pase es una experiencia en curso. El modo con el cual la produje fue la proposición… Justamente, hice la proposición con la finalidad de aislar lo que concierne al discurso analítico". […] "Se trata de una experiencia radicalmente nueva que nosotros hemos establecido, pues el pase no tiene nada que hacer con el análisis. […] algunos de los pasantes nunca podrán olvidar lo que fue para ellos, que se hallaban, digamos en principio, en un final de análisis, la experiencia del pase…. El pase era algo así como el relámpago… ¿Puede el pase poner efectivamente de relieve ante quien se ofrece a él, como es capaz de hacerlo un relámpago, con una luz totalmente distinta, un cierto sector de sombras de su análisis?"

Me pareció una cita preciosa para rescatarla en este contexto, porque introduce nuevamente una provocación para pensar ciertas cuestiones respecto del aspecto fulgurante que siempre presenta esta experiencia. La decisión de presentarse al pase, el esfuerzo de formalización y reducción para hacer pasar "algo" de lo que ha sido la experiencia de un análisis llevado hasta las últimas consecuencias, ante los pasadores, introduce la pregunta de cómo alojar ese aspecto, pero no sin tener en cuenta que también siempre hay un sector de sombras, que incluye la cuestión de la opacidad del sinthome. Es en el devenir de un trabajo de Escuela, en un lazo con otros, que se hará oír para cada quién alguna repercusión singular.

Una interpretación, no solo de su propia experiencia de análisis sino también -y esto me parece fundamental- del momento que le concierne a cada uno en su implicación como miembro de la Escuela.